Irlanda Insights from Ireland Ireland News

¿Qué factores impulsan el creciente estatus de Irlanda como centro de innovación de referencia?

Con una economía que crece rápidamente y que alberga los mejores talentos tecnológicos del mundo y un sistema de apoyo que desarrolla las mejores ideas de cosecha propia, el futuro parece prometedor para las soluciones que se emprenden desde este centro de innovación.

Hoy en día, no se habla mucho de «santos y eruditos» en las calles de Dublín. En el vibrante barrio tecnológico, conocido localmente como Silicon Docks, las conversaciones en diferentes idiomas transcurren entre planes, startups, lugares de encuentro, dónde ir después del trabajo y quién tiene la última gran idea. Existe una sensación de urgencia en el aire. Están sucediendo cosas.

Con todo lo que ha cambiado Irlanda, vale la pena reflexionar sobre los orígenes de esa expresión: «la tierra de los santos y los eruditos». El país cuenta con una tradición centenaria y mundialmente respetada de excelencia académica y altos estándares de educación. Eso no ha cambiado mucho. En la actualidad, Irlanda no solo cuenta con la población más joven de toda Europa, sino también con una de las más instruidas.

Irlanda es considerado como uno de los principales centros de innovación a nivel internacional

  • Irlanda ha sido la economía que más rápido ha crecido de la zona euro durante los últimos cuatro años consecutivos
  • Mayor proporción de empresas de rápido crecimiento en la UE (Eurostat)
  • El Trinity College de Dublín es la universidad europea que crea más empresas de capital de riesgo (PitchBook)
  • Segunda economía más competitiva de la UE (IMD World Competitiveness, 2017)
  • Sexta economía más competitiva del mundo (IMD)
  • Tercera economía del mundo en eficiencia empresarial (IMD)
  • El mejor país de Europa occidental en el que invertir (IDA)
  • Primer país del mundo en flexibilidad y adaptabilidad de las personas (IDA)
  • Población más joven de Europa: un tercio de la población tiene menos de 25 años; casi la mitad tiene menos de 34 años
  • Irlanda se encuentra entre los 10 primeros países del mundo en cuanto a:
    • Educación universitaria que satisface las necesidades de una economía competitiva (IDA)
    • Transferencia de conocimientos entre universidades y empresas (IDA)
  • Ocupa el décimo lugar entre los 127 países del Índice de Innovación Global
  • Primer puesto en difusión del conocimiento, segundo en impacto del conocimiento (Índice de Innovación Global).

La disponibilidad de profesionales jóvenes con talento, adaptables y bien preparados es una de las razones por las que Irlanda es ahora el hogar de Facebook, Google o Twitter, entre otros. El énfasis en la flexibilidad y el desarrollo de habilidades también ha creado una cultura que es modelo de innovación e invención.

Cultura de la innovación

Pero nada de esto es nuevo. Para un país pequeño, es asombroso cuántos inventos importantes tienen su origen en Irlanda. El submarino, por ejemplo, fue inventado por el ingeniero irlandés John Philip Holland, un contemporáneo (y conocido) de Thomas Edison. El submarino de Holland fue el primero en ser encargado formalmente por la Marina de los Estados Unidos. También desarrolló el primer submarino de la Marina Real Británica, el Holland 1.

También está la fotografía en color, inventada por el geólogo irlandés y graduado del Trinity College de Dublín, John Joly. La jeringa, o aguja hipodérmica, inventada por el doctor Francis Rynd, de Dublín. El torpedo guiado, inventado por Louis Brennan, oriundo de Mayo, quien también ayudó a desarrollar el helicóptero. La sismología, no solo la ciencia moderna sino la misma palabra, fue inventada por el geofísico irlandés Robert Mallet.

¿Alguno más? Bueno, si usted pertenece al 20% de los adultos del mundo que tiene un tatuaje (solo en los EE. UU., se estima que alrededor de 45 millones de personas tienen uno), lo más probable es que se entintase con una máquina eléctrica de tatuajes, inventada por Samuel O’Reilly. Como su nombre indica, O’Reilly era hijo de inmigrantes irlandeses.

Estos ejemplos históricos demuestran que la cultura innovadora irlandesa no es un fenómeno nuevo. El pasado ha allanado el camino al presente, e Irlanda es considerada como un semillero de empresas que se benefician tanto del resurgir económico (es la economía que más rápido ha crecido de la UE en los últimos cuatro años) como de una población joven y dispuesta para el trabajo.

Marcas mundiales de tecnología y farmacia

Estos elementos, a su vez, han atraído la presencia de todos los grandes nombres del mundo de la tecnología: Google, Amazon, IBM, LinkedIn, PayPal, Twitter, Dropbox, Etsy, Groupon, Airbnb, Uber, Siemens, HP, Dell, Microsoft, Intel, Symantec, la lista sigue; un quién es quién de las marcas más admiradas del mundo.

Mientras que el sector de la tecnología ocupa la mayor parte de los titulares, la industria farmacéutica y el sector de la tecnología médica o medtech de Irlanda también han dado un paso adelante. Irlanda es el lugar elegido por los fabricantes de medicamentos a nivel mundial, con siete de las 10 empresas biofarmacéuticas más importantes del mundo, incluidas Boston Scientific, Pfizer y Johnson & Johnson, con sede aquí.

En términos per cápita, Irlanda es actualmente el mayor empleador de tecnología médica y el segundo exportador de productos de tecnología médica de toda Europa. Algunas cifras destacables del sector a este respecto:

La presencia de multinacionales ha dinamizado la escena local, con empresas locales que trabajan cada vez más como codesarrolladoras y subproveedoras de las empresas de tecnología médica más grandes del mundo. Esto, a su vez, ha impulsado la experiencia local y ha conseguido que la tecnología irlandesa sea aún más atractiva para los socios extranjeros.

Un entorno propicio para las empresas

Las multinacionales siempre se sentirán atraídas por una población joven y altamente cualificada, así como por un entorno propicio para las empresas. Su presencia proporciona recursos y oportunidades para las ideas autóctonas, los empresarios y las startups, mientras que cada vez más las asociaciones entre empresas y organismos educativos alimentan el avance del talento.

El ecosistema de innovación de Irlanda se ve reforzado por el papel de Enterprise Ireland, la agencia nacional de comercio, que ayuda a desarrollar empresas autóctonas, incluidas las startups. Enterprise Ireland, uno de los inversores de capital más prolíficos del mundo, realiza aportaciones a unas 200 empresas en fase inicial cada año.

Si el pasado era prometedor, el presente es una afirmación espectacular del creciente estatus global de Irlanda como centro de innovación. Con una economía que crece rápidamente, una mano de obra joven, un alto nivel educativo y un sistema de apoyo diseñado para atender a los mejores talentos e imaginación, el futuro parece verdaderamente brillante.