Medtech Noticias

Cómo la tecnología seguirá conformando la sanidad digital

Donal Cummings, VP de sanidad digital y ciencias biológicas en la oficina de Chicago de Enterprise Ireland, describe de qué manera se prevé que la sanidad digital evolucione en los próximos años.

La tecnología cada vez es un elemento más importante en la provisión y experiencia de servicios sanitarios en todo el mundo. Los expertos estiman que el mercado mundial de la sanidad digital superará los 300 mil millones de euros en 2024. El mercado de Estados Unidos será el que lidere el crecimiento, que podría ascender a 122 millones de euros en total.

La «sanidad digital» es un término genérico que engloba todo lo que, según define laAdministración de alimentos y medicamentos de Estados Unidos (FDA), permite la «convergencia de personas, información, tecnología y conectividad para mejorar la sanidad y los resultados médicos». El término «sanidad digital» comprende todo, desde la tecnología vestible como Fitbit hasta los expedientes médicos electrónicos, la telemedicina y la genómica.

Están surgiendo algunas tendencias tecnológicas generales que podrían determinar la forma en que se proveen servicios médicos en el futuro.

Dos de las tendencias más fascinantes son la ciberseguridad y la realidad aumentada (RA). La ciberseguridad se está convirtiendo en motivo de preocupación dentro de la industria de la tecnología médica. La inquietud por la privacidad de los datos médicos, junto con la creciente digitalización de tales datos en numerosas plataformas, han generado una situación en la que las instituciones sanitarias son vulnerables a los ciberataques.

Se ha producido una oleada de ataques de «ransomware», en los que un hacker exige dinero a cambio de devolver datos sanitarios «secuestrados». Esta ciberamenaza no afecta solo a los proveedores del sector sanitario. El auge del Internet of Things («internet de las cosas» alimenta el temor de que los dispositivos médicos puedan hackearse. La necesidad de combatir estas amenazas, así como la necesidad de cumplir las disposiciones de la nueva legislación, hará que el papel de la ciberseguridad dentro de la sanidad sea cada vez más importante.

Dos innovadoras empresas irlandesas están mostrando la forma en que las nuevas tecnologías nos ayudarán a mitigar estos temores en los próximos años.

La empresa emergente irlandesa Nova Leah fue de las primeras que abordaron este asunto; desarrolló el primer sistema especializado en evaluación de riesgos de ciberseguridad para dispositivos médicos. Fundada y dirigida por la experta internacional en la materia Anita Finnegan en el Instituto de Tecnología de Dundalk, Nova Leah proporciona una solución automatizada para la implementación y el mantenimiento de los requisitos de ciberseguridad en diferentes dispositivos médicos. Existen muchas oportunidades para las empresas que son capaces de combatir los riesgos reales y crecientes.

La realidad aumentada solía ser ciencia ficción. A diferencia de su famosa prima, la realidad virtual, que recrea digitalmente un escenario realista, la realidad aumentada permite la combinación de componentes digitales con el entorno real, como en el popular juego «Pokémon Go». 3D4Medical, empresa de Dublín, descubrió hace tiempo el potencial de la realidad aumentada para reinventar la sanidad, y está lanzando una serie de proyectos innovadores en estrecha colaboración con un gigante tecnológico internacional, con el que aplicarán la realidad aumentada a su exhaustivo modelo anatómico. El proyecto tiene un potencial emocionante, pues puede transformar la forma en que los proveedores de servicios sanitarios interaccionan con sus pacientes.

3D4Medical está desarrollando una tecnología que permitirá combinar las imágenes por resonancia magnética de un paciente con sus modelos, con lo que los médicos podrían adaptar el modelo en realidad aumentada a las características propias del paciente. Se están realizando avances que permitirán ofrecer una representación visual de los efectos de las enfermedades en el cuerpo.

La industria no afrontará pocos retos. El volátil clima político presenta desafíos evidentes en un sector muy regulado. Las empresas deben ser ágiles para afrontar los obstáculos políticos imprevistos, desde los nuevos reglamentos hasta los cambios en los acuerdos comerciales.

Todos los nichos parecen estar cubiertos por los desarrolladores de software y emprendedores en lugares como Boston y Silicon Valley. Inevitablemente, las principales empresas parecen estar preparadas para dominar el mercado, y el proceso está en marcha. A través de adquisiciones y el uso de mejores recursos, las principales compañías tecnológicas, farmacéuticas, de seguros y proveedoras de dispositivos médicos están ganando gradualmente cuota de mercado. El 10% de las empresas de la lista «Fortune 500» ya han entrado en el mercado de los servicios médicos y la sanidad digital.

La digitalización de la sanidad supone una gran oportunidad. Es bien sabido que en el actual modelo estadounidense, los costes del sistema sanitario son altos, la cobertura es incompleta y los resultados no son óptimos. La sanidad digital es una oportunidad de cambiar esto.

Prediciendo el futuro de la tecnología médica
Previous Digital Health Entrada