Fintech : selon Chris Skinner, l'Irlande est l'endroit idéal pour les banques
L-R Giles O’Neill, Director de Fintech en Enterprise Ireland y Chris Skinner, experto en servicios financieros y fintech.
Fintech Noticias

Chris Skinner: «El escenario que plantea el brexit sitúa a Irlanda como la mejor opción para los bancos estadounidenses»

Aunque algunos sectores industriales irlandeses ven el brexit con recelo, esta situación también abre nuevas oportunidades para el FinTech.

Según el especialista en FinTech Chris Skinner, que estará en Dublín para dar el discurso inaugural del congreso Future of Fintech de Enterprise Ireland que tendrá lugar en enero, la pérdida de derechos de pasaporte para las empresas de servicios financieros con sede británica supone una gran oportunidad para Irlanda.

«Supone una pérdida enorme para Reino Unido, ya que reduce un mercado de 28 países a uno solo.»  No obstante, también es todo un «regalo» para Dublín, y uno que ya empieza a dar sus frutos.

Con el brexit, Irlanda se convierte en la mejor sede para los bancos estadounidenses

«Los bancos estadounidenses están relocalizando sus principales servicios europeos en Irlanda, y no es algo que me hayan contado, sino que lo estoy viendo», afirma.

«Eso no significa que estén trasladando todas sus operaciones a Dublín. Londres sigue siendo uno de los principales núcleos financieros a nivel internacional, pero al dejar de ser la puerta de acceso a Europa, los bancos estadounidenses miran ahora hacia Irlanda, y no solo a Dublín, sino también hacia la costa oeste».

Entretanto, siguen surgiendo nuevas oportunidades para el sector FinTech a medida que la actitud de los bancos hacia el sector madura.

«A mí me gusta comparar el sector FinTech con un padre y un hijo, siendo el banco el padre y la empresa FinTech el hijo. Hace cinco años, todo el mundo decía que el FinTech era perjudicial, una fuerza destructiva que quería acabar con los bancos. Cinco años después, los bancos siguen aquí, igual de grandes e importantes».

Esto ha dado lugar a un diálogo más maduro entre las empresas FinTech sobre acuerdos, cocreación y colaboración con los bancos.

Los bancos como comisarios de las soluciones FinTech

Esto allanará el camino de lo que Skinner considera el futuro de los bancos: ser «comisarios» de un conjunto de soluciones FinTech inteligentes. Disponer de un paquete de servicios innovadores permitirá a los bancos distinguirse dentro del mercado y, por otro lado, contar con la aprobación de un banco de confianza contribuirá al éxito de las FinTech.

Esto es algo que ya está ocurriendo con las FinTech. «Están alcanzando un mayor impacto al dirigirse a mercados que estaban desatendidos o no lo suficientemente atendidos por el sistema financiero tradicional, ya sea concediendo créditos o préstamos a pequeñas empresas, facilidades para estudiantes o pagos y préstamos P2P», señala.

Asimismo, el sector FinTech está impulsando la introducción de mejoras en el sistema financiero. «Lo que pasa con los bancos es que, como cuentan con una serie de licencias, les confiamos nuestro dinero. Como consumidor, sabes que si hay cualquier problema recuperarás tus 100.000 euros. Las empresas no reguladas no te ofrecen esa garantía, y los clientes lo saben», añade.

«Además, la gente tiene tanto miedo al dinero que termina recelando de la posibilidad de cambiar de proveedor», destaca.

«Reino Unido adoptó nuevas medidas regulatorias hace cinco años para facilitar que la gente pueda cambiar de banco. Sin embargo, en la actualidad el número de personas que cambian de banco es menor que antes de la entrada en vigor de la normativa. El motivo es que la gente se pregunta: “¿por qué habría de querer cambiar de banco si lo único que quiero es algo que sea seguro y que funcione?”».

Por tanto, ¿cómo puede una FinTech disuadir de ello a los clientes? «Es muy difícil, sobre todo porque la mayoría de las FinTech no tienen aún la suficiente reputación, marca ni credenciales, mientras que los bancos cuentan con siglos de historia, millones de clientes y miles de millones de euros».

Las innovaciones que introduce el FinTech ofrecen una mejor experiencia al cliente

Esta constatación es lo que ha motivado a las FinTech a adoptar un enfoque más maduro de sus planes de crecimiento. «Poco a poco han llegado a un punto en el que se plantean: “de acuerdo, no vamos a sustituir a los bancos, pero lo que sí podemos hacer es adaptar y mejorar los servicios que ofrecen». Es en estas áreas donde las FinTech están alcanzando unos fantásticos resultados, mejorando la experiencia del cliente al hacer que la relación con su banco sea más sencilla.»

Están eliminando las «ineficiencias y la insensatez» de procesos bancarios como la captación de clientes. Procesos que, según señala Skinner, fueron diseñados durante la revolución industrial, y que plantean requisitos como la necesidad de presentar facturas o el documento de identidad para poder abrir una cuenta.

No obstante, algunas innovaciones en tecnología financiera continúan pasando por una serie de dificultades en sus primeras etapas. «El Blockchain ya ha superado la expectación inicial y ahora ha entrado en una fase de desencanto, más que nada porque se habló mucho de ello en 2015 y 2016 y luego se topó con la realidad. En ese sentido todavía es muy experimental», indica Skinner.

«Desarrollar algo es complicado porque, para que salga adelante, es necesario que primero se pongan de acuerdo muchas partes que sean capaces de trabajar juntas. El fin último del Blockchain es construir una relación de confianza entre personas que no confían las unas en las otras.»

Eso es algo que no hace falta si vas a crear una base de datos interna, porque confías en tu propia organización.  Pero sí es necesario cuando, por ejemplo, involucra a distintas partes con base en distintos lugares como Rusia, China, Estados Unidos y Dublín que no parten de una relación previa de confianza», explica.

«Ahora mismo este es el caso  de la red SWIFT, y mañana será Ripple, o cualquier otra. Pero consolidarlo llevará años, porque existen muchas partes implicadas y la tecnología aún no está lista para pasar al primer plano».

«Aunque aún se encuentran en su fase inicial, estas tecnologías acabarán transformando enormemente la relación entre diferentes tipos de entidades, en especial entre gobiernos, empresas y bancos», continúa. «Los pilares para ello ya están cimentados, pero pasarán entre tres y cinco años antes de que se supere la etapa conceptual».

 

Related Articles

Payments
May 30, 2019

Las nuevas soluciones tecnológicas están transformando la industria de pagos en todo el mundo