Parece una premisa simple: el paciente debe ser el centro del régimen de cuidados.

Pero, en la práctica, es cualquier cosa menos eso. El paciente depende y es tratado conforme a activos fijos, regímenes fijos y un sistema sanitario que, a menudo y por necesidad, acaba siendo un modelo único para todos.

La innovación en el sector medtech (tecnología médica) en Irlanda está impulsando un nuevo método para satisfacer las crecientes demandas de una población cambiante, ya que un grupo de usuarios que envejece trae consigo nuevos retos demográficos de atención, como el tratamiento de enfermedades crónicas y la necesidad de cuidados constantes.

Un sistema sanitario conectado digitalmente ayudará en gran medida a satisfacer esta demanda usando la capacidad de la tecnología conectada, vinculando los silos de datos de los pacientes y permitiendo que los proveedores de atención primaria pasen de una intervención ocasional a una prevención y un tratamiento personalizados y más eficaces.

Cómo se presenta la atención médica conectada en la actualidad

Dispositivos como los smartphones, los smartwatches y las tabletas, vinculados a aplicaciones de seguimiento, regímenes de medicamentos y datos de pacientes, están a la vanguardia de la atención sanitaria individual conectada. El reto consiste en integrarlos en la rutina diaria de un sistema sanitario nacional conectado.

El ecosistema sanitario de Irlanda está bien posicionado y ya aporta innovaciones al sector médico, sanitario y de las ciencias de la vida.

El sector de la tecnología médica en Irlanda ha experimentado un crecimiento exponencial durante la última década. El sector ha pasado de 50 a 350 empresas de tecnología médica en 20 años. En la actualidad, 15 de las 20 principales empresas mundiales de dispositivos médicos tienen su sede en Irlanda. El sector emplea a 38.000 trabajadores en todo el país, la mayor cifra de personas que trabajan en esta industria por habitante si lo comparamos con cualquier país de Europa.

Irlanda posee una capacidad de investigación puntera gracias a una sólida colaboración entre empresas, instituciones de investigación y médicos. Esto hace de Irlanda una plataforma perfecta para que la industria arranque, innove y siga creciendo como uno de los cinco centros mundiales emergentes del sector de la tecnología médica.

Partiendo de dos décadas de inversión en ciencia y tecnología, el Gobierno irlandés aplica ahora una estrategia denominada Innovación 2020. Una de sus principales metas es garantizar que las empresas con sede en Irlanda superen a sus competidores en los mercados internacionales. Uno de los objetivos clave de esta estrategia es aumentar el número de investigadores en el sector un 60%, hasta alcanzar los 40.000 profesionales al final de la década.

Esto hace que las nuevas empresas de salud conectadas con sede en Irlanda se beneficien del deseo de los proveedores locales de atención sanitaria de adoptar y emplear nuevas tecnologías.

Los principales responsables de la toma de decisiones ya empiezan a adoptar y aplicar los cambios. El Comité ejecutivo del servicio nacional de salud (Health Service Executive, HSE irlandés trabaja estrechamente con el sector para adoptar e implementar dispositivos sanitarios conectados en situaciones en las que se obtienen beneficios operativos o financieros claros.

Como resultado, el ecosistema sanitario conectado de Irlanda es cada vez más productivo, ya que las agencias estatales, las instituciones académicas de investigación y los organismos sanitarios trabajan más estrechamente que nunca con la industria.

La Alianza Europea de la Salud Conectada, con sede en Irlanda, promueve y apoya de forma activa el programa de atención sanitaria conectado mediante su presencia en más de 40 países. Los eventos de la Alianza ESC son el foro perfecto para que inversores, socios y empresas de nueva creación se reúnan con los principales expertos del gobierno, la educación, las multinacionales y los sectores indígenas.

Enterprise Ireland, la agencia de comercio e innovación, proporciona ayudas relevantes para el sector, como los Centros de Innovación en Salud de Irlanda (Health Innovation Hubs Ireland, HIHI).

Los centros HIHI facilitan y aceleran la comercialización de soluciones sanitarias innovadoras, ofreciendo a las empresas la oportunidad de realizar estudios piloto y de validación clínica, así como el acceso de los servicios sanitarios a productos, servicios y dispositivos innovadores a los que de otro modo no estarían expuestos. Los centros HIHI se basan en la premisa de que la colaboración con la empresa puede beneficiar a la atención al paciente, las vías de acceso y los resultados de los pacientes, por lo que son un factor clave para la atención sanitaria conectada.

El ecosistema no sería nada sin la capacidad de crecimiento. La Asociación Irlandesa de medtech ofrece una Red de salud conectada que brinda oportunidades de aprendizaje, desarrollo y establecimiento de contactos.

Este ecosistema innovador es la razón por la que la fórmula de Irlanda para la prestación de asistencia sanitaria conectada goza de buena salud.

 

La inversión extranjera procedente de la construcción de centros de datos en Irlanda se ha triplicado en los últimos cuatro años, con lo que el gasto medio anual asciende a 1.300 millones de euros.

La inversión extranjera procedente de la construcción de centros de datos en Irlanda superará los 10.000 millones de euros en 2022, según el último informe de Host In Ireland, en asociación con Bitpower.

Este alto nivel de actividad ha ayudado a las empresas irlandesas a obtener reconocimiento internacional por su excelencia en la construcción de centros de datos en los últimos años.

Gigantes tecnológicos mundiales en Irlanda

La capacidad de Irlanda para proporcionar una infraestructura de centros de datos ha atraído a empresas tecnológicas líderes del mundo, como Google, Facebook, Microsoft o Amazon Web Services (AWS).

El clima, la conectividad y la excelencia en la construcción de Irlanda la han convertido en un lugar atractivo para los centros de datos.

Hay 53 centros de datos activos en Irlanda, de los cuales 29 se encuentran actualmente en desarrollo. Dublín, el mayor mercado de centros de datos de Europa, alberga cuatro de los cinco principales centros de datos de «hiperescala» activos del mercado europeo. El año pasado se habilitaron 16 nuevas salas de datos.

El anuncio más significativo de este trimestre es la inversión de unos 200 millones de euros por parte de Amazon para la construcción de un parque eólico cerca del condado irlandés de Donegal.

Los costes de los consultores de construcción Mitchell McDermott informan de que más de la mitad del gasto en la construcción de centros de datos a lo largo del año se destinó a equipos que se usan para proporcionar energía y refrigeración, y que el 20% se destinó a la creación de la estructura del edificio y los servicios de arquitectura.

Host in Ireland cree que los niveles de inversión en Irlanda seguirán aumentando gracias a la demanda mundial de servicios de TIC y, en particular, al volumen de datos que se generan y consumen.

Ventajas de la construcción de centros de datos en Irlanda

Las empresas irlandesas se sitúan a la vanguardia de la construcción de centros de datos nacionales e internacionales. La escala de las construcciones de tecnología punta va desde proyectos de varios millones hasta proyectos de varios miles de millones de euros.

Las empresas constructoras irlandesas también han participado de forma activa en la construcción de nuevas plantas y en la ampliación de las instalaciones del sector farmacéutico.

Lea más sobre las capacidades de las empresas de construcción de tecnología punta irlandesas.

La industria de los servicios de pago está experimentando una transformación sin precedentes impulsada por dos motores que avanzan en paralelo: la creciente aceptación de las nuevas tecnologías y los cambios en las expectativas de los consumidores. Esto ha llevado a una carrera en la adopción de nuevos métodos de pago, servicios y modelos de negocio para hacer frente a la creciente demanda.

Así se desprende de la investigación Paytech, reinventando las transacciones, supervisada por Enterprise Ireland, la agencia de exportación e innovación del gobierno de Irlanda y el segundo mayor inversor en fintech del mundo. Este informe demuestra que los bancos tradicionales apuestan cada vez más por la disrupción a la vez que los negocios tecnológicos moldean un ecosistema de pagos completamente diferente. El resultado es una proliferación de nuevas oportunidades que surgen a medida que los bancos, pieza clave del sector, se enfrentan (y al mismo tiempo abrazan) a los nuevos métodos de pago digitales.

La exigencia por parte de los clientes de una experiencia de pago mejorada es clara. De acuerdo con una encuesta, el 82% de los usuarios están descontentos con el servicio ofrecido por operadores y bancos en materia de transferencias. Aluden a problemas como la lentitud, la complejidad y la falta de transparencia asociada a las opciones de pago tradicionales. El dato coincide, además, con la perspectiva de un incremento del 10,9% en el volumen de transacciones alternativas al efectivo hasta 2020, lo que pone de manifiesto una tendencia clara de cambio y apuesta por soluciones innovadoras.

Debido al lento ritmo de la innovación a lo largo de los años, la banca tradicional es percibida como carente de la agilidad y capacidades necesarias para promover una transición más abierta, intuitiva y que aporte métodos más seguros de pago con tarjeta y de realizar transacciones internacionales y de una cuenta a otra. Por eso, de acuerdo con Raúl Marigorta, experto en fintech de Enterprise Ireland, la colaboración de los bancos con las compañías fintech es vital.

“En un mundo en el que los smartphones están en todas partes, los consumidores esperan soluciones de pagos universales y disponibles las 24 horas del día siete días a la semana a través de distintos canales. Las distintas opciones derivadas del paytech ofrecen soluciones para toda la industria que generan confianza para el consumidor y, a la vez, menores costes y mayor eficiencia operacional y regulatoria para los proveedores de pagos. De hecho, de acuerdo con el World Retail Banking Report (informe de la banca minorista mundial), un 91,3% de los bancos reconoce la necesidad de colaborar con empresas fintech si quieren seguir siendo relevantes. La industria paytech seguirá creciendo a medida que los principales actores involucrados sigan colaborando para crear soluciones únicas e innovadoras de cara a los consumidores”.

Con su fuerte clúster de compañías tanto autóctonas como multinacionales pertenecientes a la industria de los servicios de pago, Irlanda juega un papel protagonista en la transformación de la industria a nivel global facilitando todo tipo de opciones en todos los rincones del mundo.

Esto incluye casos como el de Transfermate, parte de Taxback Group, que se sirve de una red global de cuentas bancarias locales que facilitan los pagos internacionales multidivisa. Por su parte, Prepaid Financial Services (PFS), una alternativa a la banca tradicional, comercializa e-wallets o carteras digitales, tarjetas de pago tanto físicas como virtuales y cuentas IBAN en Reino Unido y toda la Eurozona.

Otro ejemplo de la innovación irlandesa en el sector paytech es el de MiFinity, que ofrece servicios relacionados con la emisión de dinero electrónico y está disponible en 120 países y 80 divisas. La plataforma de MiFinity está conectada a la red de todos los principales bancos internacionales y cuenta con una amplia gama de productos y servicios de cambio de divisas, seguros, viajes o juegos.

Haber inventado la tecnología necesaria confiere a Irlanda una fortaleza particular en cuestión de conversión dinámica de divisas a la hora de traducir el precio de las compras internacionales con tarjeta a la moneda habitual del usuario. Compañías irlandesas como Fexco, Monex y Continuum se encuentran entre los líderes mundiales de este tipo de servicios.

Estas nuevas soluciones no solo dan respuesta a las exigencias de los clientes de banco, sino que también resuelven los problemas de aquellos que no disponen de una cuenta bancaria. Uno de esos ejemplos es PiPiT, que ha desarrollado una plataforma online privada y segura de pagos digitales. Concretamente, permite que las personas que viven o trabajan en otros países distintos al suyo y no disponen de acceso a servicios bancarios habituales puedan enviar dinero y pagar facturas internacionalmente, con un bajo coste y de una forma segura. De esta forma, la compañía resuelve algunos de los desafíos actuales a los que la banca tradicional no da respuesta.

La investigación también subraya cómo algunos cambios regulatorios recientes como la directiva sobre servicios de pago PSD2 o el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) y su impacto en la industria pueden impulsar el uso de tecnologías como el machine learning, la inteligencia artificial, el big data o el blockchain.

El de los pagos es uno de los subsegmentos más disruptivos dentro de la industria de servicios financieros. A medida que el número de actores implicados aumenta, la colaboración y la innovación dentro del sector se erigen en factores clave para mantener su relevancia y competitividad. “Esto tiene mucho que ver con la experiencia y conocimiento procedentes de Irlanda, país internacionalmente reconocido como uno de los hubs más importantes del sector fintech”, añade Marigorta.

“La implementación de tecnologías avanzadas como el machine learning, la inteligencia artificial o el big data facilita la automatización y el análisis predictivo. Las aplicaciones basadas en estas capacidades aportan valor a muchas funciones. Los productos, servicios y modelos de negocio innovadores crean nuevas oportunidades de crecimiento e incrementan la agilidad de las empresas”, explica Adrian Drozd, director de investigación TIC de Frost & Sullivan y autor del estudio.

La digitalización de la tecnología médica es fundamental para la conectividad y la integración de los datos de la asistencia sanitaria a través de la atención continua. Sin embargo, la tecnología médica habilitada digitalmente es solo una parte de la solución. Fomentar el compromiso del paciente motivándolo a acceder, utilizar y adherirse a los servicios y herramientas digitales para gestionar su salud y bienestar es fundamental para aprovechar al 100% el ecosistema de la asistencia sanitaria digital.

Impulsar la participación de los pacientes

La inversión en tecnología médica avanzada da a los profesionales de la salud y a los pacientes acceso a servicios y herramientas digitales que apoyan la experiencia del paciente a través de la atención continua, y facilita el cumplimiento de los objetivos de tratamiento. Los profesionales toman decisiones clínicas basadas en el conocimiento de los datos sanitarios, lo que conduce a mejores resultados para los pacientes. Los pacientes también desempeñan una función activa en su propio cuidado, invirtiendo en el mismo y estableciendo sus objetivos de autocuidado.

En esta fase, en la que la prestación de asistencia sanitaria está experimentando una importante transformación digital, existe una necesidad urgente de centrar más la tecnología médica en el paciente. Para lograrlo, es necesario diseñar una estrategia de participación exitosa.

Canales de participación de los pacientes para organizaciones sanitarias

La involucración de los pacientes en un ecosistema de atención basado en valores gira en torno a la necesidad de comunicarse con ellos en cada etapa de su experiencia de atención sanitaria. Para lograrlo, los proveedores de atención sanitaria están invirtiendo en servicios y herramientas clave para la participación de los pacientes, como la supervisión remota de la salud, la gestión de enfermedades crónicas, los programas de cumplimiento, los programas de educación de los pacientes y el apoyo al bienestar. Además, participan en el uso eficaz de los canales tradicionales y digitales para permitir que los pacientes que ingresan, pacientes crónicos y en transición busquen una intervención preventiva y reactiva. El objetivo es ofrecer recomendaciones de atención personalizadas y dinámicas a todos los pacientes, independientemente del entorno asistencial. Adicionalmente, están implementando iniciativas para optimizar los esfuerzos de gestión de la salud de la población a través de la orientación específica de los miembros y las relaciones de atención sanitaria basadas en valores. Los profesionales de la salud también buscan fomentar tendencias conductuales que fomenten el autocuidado proactivo entre los pacientes.

El objetivo final es lograr la satisfacción de los pacientes, y los proveedores de atención sanitaria buscan cada vez más factores no clínicos para impulsar la experiencia de los pacientes. Con el surgimiento de hospitales inteligentes, existe un enfoque para mejorar el bienestar del paciente durante su estancia en el hospital e impulsar los resultados en tres áreas principales: eficiencia operativa, excelencia clínica y concentración en el paciente. Cada vez más, los hospitales invierten en la automatización de los flujos de trabajo, así como en la mejora del diseño general del propio hospital para impulsar la satisfacción de los pacientes a través de áreas tales como habitaciones y servicios inteligentes.

Resumen

Un ecosistema de proveedores de atención sanitaria que utilice tecnología inteligente para facilitar la comunicación directa entre los sistemas clínicos y no clínicos, y que utilice tecnología médica habilitada digitalmente para generar conocimientos prácticos impulsará la participación de los pacientes, lo que a su vez creará un sinfín de posibilidades para la atención basada en los resultados.

Descargue nuestro documento técnico gratuito [ENG] para saber cómo repercute en la atención sanitaria sostenible la innovación basada en datos y centrada en el usuario.

 

“¿Qué futuro queremos imaginar para nosotros mismos y para el planeta? ¿Cómo podemos mejorar la calidad de vida de toda la humanidad? Este es el tipo de preguntas de cara al futuro que las innovadoras empresas irlandesas están respondiendo ahora mismo”, dice Julie Sinnamon, directora ejecutiva de Enterprise Ireland, la agencia de comercio e innovación.

“Son grandes preguntas. Nos desafían y desconciertan a todos, pero también nos impulsan a encontrar grandes respuestas. Y son esas respuestas las que ayudarán a crear un futuro mejor para todos”.

Vea el vídeo: Pequeño país, Gran impacto

A medida que el ritmo de cambio acelera, crece la necesidad de hacerse preguntas. “La gente busca nuevas formas de capitalizar el cambio, al mismo tiempo que se asegura de que sea el tipo de cambio adecuado, el que ayude a las personas y al medio ambiente, que promueva la diversidad o que mejore las condiciones de los necesitados”, afirma Sinnamon.

Tales cuestiones existenciales requieren de la perspectiva de innovadores capaces de mirar hacia el futuro y tengan una visión más amplia, pero también de actuar en el aquí y ahora.

“Las empresas irlandesas se encuentran en el centro de la innovación tecnológica y están impulsadas por imperativos comerciales, pero también por el deseo de un futuro más justo y equitativo”, afirma Sinnamon.

“Esto no es únicamente una aspiración. Es algo que las empresas irlandesas están logrando ahora mismo. Es por eso que Irlanda es el segundo exportador de medtech (tecnología médica) más grande de Europa, y líder en otros sectores como los de pagos, regtech (tecnología regulatoria) y fondos. Irlanda es también un referente mundial de innovación en agritech (tecnología agrícola) y cuenta con un historial de prestigio mundial en la ejecución de grandes y complejos proyectos de construcción de alta tecnología en todo el mundo”, dice Sinnamon.

“Cualquiera que sea el sector, las empresas irlandesas están creando soluciones a nivel mundial para hacer frente a los retos más difíciles, aportando lo que conocemos como la “Ventaja Irlandesa” a socios comerciales de todo el mundo”.

Las empresas irlandesas están logrando ventas internacionales de récord. “Lo están consiguiendo potenciando la innovación”, asegura Carol Gibbons, Directora del Departamento de Tecnología Digital y Directora de Comercialización de TIC en Enterprise Ireland.

“La innovación es un factor de cambio en relación con la capacidad de una empresa para competir y, de acuerdo al Cuadro de indicadores de la innovación europea de 2017, Irlanda ocupa el primer lugar en cuanto a capacidad de innovación. Eso es lo que nos distingue y nos permite competir en los mercados globales”.

Enterprise Ireland no es la única que lo afirma. “Tenemos presencia mundial, y contamos con oficinas en todo el mundo y con personas trabajando sobre el terreno. Dedicamos mucho tiempo a conversar con los socios internacionales sobre nuestras empresas clientes. Las respuestas que recibimos aluden constantemente a la capacidad de las empresas irlandesas de ir un paso más allá, afirma Gibbons.

“Oímos una y otra vez que las empresas irlandesas trabajan como socios de confianza. Consideran las necesidades de sus clientes, les hablan sobre los mercados en los que se encuentran y sobre los productos que necesitan, y posteriormente innovan en nuevos productos y servicios que se adaptan a sus necesidades. Así es como las empresas irlandesas compiten a nivel mundial y, por ello, tantas son líderes en sus segmentos de mercado, donde la tecnología desempeña un papel clave”.

Entonces, ¿cómo vamos a mejorar la calidad de vida de toda la humanidad?

Con innovadores como Aerogen, la empresa líder mundial en dispositivos médicos especializada en sistemas de administración de fármacos en aerosol; y Nuritas, que combina la inteligencia artificial y la genómica para descubrir y desbloquear péptidos bioactivos naturales, cambiando la vida de miles de millones de personas en todo el mundo.

¿Cómo vamos a mantener a la creciente población mundial?

A través de empresas como Moocall, un especialista en software de gestión del ganado basado en sensores, y TerraNutriTECH, que automatizan la nutrición animal para mejorar su salud.

¿Cómo podemos crecer y a la vez preservar el medio ambiente para la próxima generación?

Gracias a empresas como C&F Green Energy, que se basa en la misión de hacer que la energía eólica sea asequible, y NVP Energy, cuyas soluciones de negocio inteligentes son capaces de extraer aguas residuales de las líneas de producción y convertirlas en una fuente de energía.

¿Podemos obtener el máximo provecho de las máquinas, sin perder nuestra humanidad esencial?

Absolutamente, con empresas como Aylien, un desarrollador de soluciones de análisis de contenido basadas en la IA, que facilitan la comprensión de grandes cantidades de texto mediante el aprendizaje y el procesamiento avanzado del lenguaje; Artomatix, creador del primer motor de arte en 3D del mundo; y Pointy, un nuevo y revolucionario sistema que monitoriza online y de forma automática el stock de los comercios, utilizando algoritmos y aprendizaje automático para estimar los niveles de existencias, y ayudar a los minoristas tradicionales a competir con los de comercio electrónico.

¿Cómo se fusionarán el mundo físico y el digital?

Con la ayuda de innovadores como Soapbox Labs, que desarrolla soluciones de reconocimiento de voz específicas para las voces de los niños, con el fin de garantizar la mayor precisión posible; RecommenderX, que utiliza el aprendizaje automático para guiar a los equipos de la empresa hacia una mejor toma de decisiones basada en datos; y VR Education, cuyo software virtual y aumentado está cambiando la forma en que se imparte la educación y la formación.

¿Es posible conectar a las personas para que puedan realizar transacciones de manera más fácil, segura y justa?

Sí, gracias a pioneros como AID:Tech, que utiliza tecnología blockchain para revolucionar la forma en que los gobiernos, las empresas y las ONG proporcionan ayuda y beneficios caritativos en todo el mundo; y Sysnet Global Solutions, desarrollador de soluciones de seguridad de cumplimiento online para nuestra protección.

El hecho de que haya muchas más empresas irlandesas innovadoras como estas se debe a su entorno único. “Irlanda cuenta con una sólida agenda empresarial, es muy ágil en la búsqueda de oportunidades internacionales y dispone de una mano de obra altamente especializada, flexible y con una mentalidad de futuro”, afirma Gibbons.

“Están respaldadas por iniciativas como los Centros Tecnológicos, que vinculan el conocimiento comercial con la investigación académica, garantizando que las empresas irlandesas estén preparadas para el desarrollo futuro, particularmente en relación con la inteligencia artificial y el aprendizaje automático”.

Su comunidad empresarial está respaldada por un ecosistema de I+D de primera clase que opera junto con algunos de los nombres más importantes del mundo de la tecnología, ciencias de la vida y servicios financieros, todas ellas áreas en las que Irlanda constituye un centro mundial. El resultado es que las empresas irlandesas crecen cumpliendo los estándares de los líderes mundiales.

Los emprendedores irlandeses gozan de gran estima en su propio país y son ambiciosos en el extranjero.

Lo consiguen, no a pesar de proceder de una pequeña isla del Atlántico, sino gracias a ello. “Siempre hemos mirado hacia afuera”, dice Gibbons. “Formamos redes de trabajo de forma natural y salimos ganando gracias a ellas. Significa que cuando miramos a un nuevo mercado, podemos conseguir una buena entrada rápidamente. Eso es muy positivo”.

Irlanda ejerce un gran impacto internacional en todos los ámbitos de la vida, desde las artes y la literatura hasta el humanitarismo, por lo que no es de extrañar que también sea influyente en el terreno de los negocios. “Somos un país pequeño, pero tenemos grandes ideas, ideas globales”, dice Gibbons.

“No se deje engañar por nuestro tamaño”, advierte Sinnamon: “somos un país pequeño que ejerce un gran impacto”.

El sector global de fintech está creciendo rápidamente gracias a la demanda de alternativas a los pagos en efectivo y a la banca tradicional. Uno de los líderes en el sector es Prepaid Financial Services Ltd (PFS), empresa asociada a Enterprise Ireland, la agencia de comercio e innovación de Irlanda. Sus soluciones innovadoras incluyen diferentes servicios como monederos electrónicos y tarjetas de prepago.

PFS fue fundada hace diez años por Noel Moran, un irlandés que supo anticiparse a las tendencias del mercado financiero. La compañía ahora emplea a más de 162 personas y cuenta con oficinas en Malta, Londres y Wilmslow en Reino Unido, y Navan en Irlanda. “Comenzamos vendiendo una tarjeta corporativa a pequeñas empresas que necesitaban una tarjeta para gastos o para recompensar a los clientes. Concretamente, ofrecimos una Mastercard de prepago, que funcionaba como todas las demás tarjetas de débito y crédito”, explica Moran, director ejecutivo de la compañía. “Desde entonces, nuestro negocio ha evolucionado mucho. Hemos agregado una gran cantidad de funciones y tenemos más de 20 productos, avanzando en la dirección de convertirnos en un verdadero banco”.

Actualmente, PFS continúa liderando un sector en el que cada vez hay más competidores. “A diferencia de otras empresas, hemos trabajando durante 11 años y siempre hemos obtenido ganancias. Probablemente seamos el tercer emisor más grande de Mastercard en Europa, por lo que somos un actor importante”, asegura Noel. Pionera en la industria de fintech, PFS ha sido galardonada en numerosas ocasiones, como en los European Business Awards. Además, Noel Moran fue elegido Empresario Europeo del Año y recientemente ha participado en Davos 2019, una reunión exclusiva del Foro Económico Mundial.

Una historia de éxito en España

PFS es el proveedor del sector fintech más grande en España, donde trabaja con diferentes bancos. Un hito importante para la compañía fue incorporar en su cartera de clientes a Correos, la oficina de mensajería española.

Actualmente, Correos tiene el programa de prepago más grande de nuestro país y PFS da servicio a miles de clientes de la tarjeta de prepago Correos Mastercard.

Apuesta global desde Europa

“Tenemos una licencia que nos permite operar en 35 países de la Unión Europea”, explica Moran. La compañía presta servicios en países como España, Reino Unido o Francia, tanto a entidades públicas como a empresas privadas. Además, también trabaja con organizaciones humanitarias, entre las que destacan ACNUR, La Cruz Roja o Save the Children.

Respecto a sus planes a nivel internacional, destaca: “Estamos haciendo solicitudes de licencias en países en los que el panorama regulatorio está cambiando y actualmente tenemos varios clientes de Singapur, Malasia y Tailandia. Además, estamos buscando licencias en Ghana y Costa de Marfil y estamos trabajando activamente en la búsqueda de nuevas aplicaciones en Estados Unidos”.

La obtención de licencias en nuevos territorios es clave de la estrategia de PFS para el próximo año: “Queremos expandirnos en diferentes países y territorios, además de lanzar nuevos productos y servicios. Uno de nuestros principales objetivos este año es obtener entre 8 y 10 licencias en nuevos países”.

Irlanda se está convirtiendo en uno de los centros más atractivos para la investigación e innovación en blockchain. Actualmente, el país se encuentra inmerso en un proceso de transformación y desarrollo en esta área, sobre todo gracias a la fuerza de la comunidad de profesionales de su sector tecnológico. Con un enfoque multifacético y colaborativo, las empresas están consiguiendo avances tan significativos como la creación de un Máster en Blockchain, toda una declaración de intenciones por parte de Irlanda y su esfuerzo por convertirse en un centro global de esta tecnología emergente.

La naturaleza colaborativa del ecosistema Fintech en Irlanda es una de las fortalezas clave que sustenta el desarrollo del blockchain en el país. En este sentido, el Gobierno ha expresado su apoyo al sector con la creación de un grupo de trabajo interno, ya que considera que la tecnología blockchain tiene potencial para ser un catalizador de la innovación en el sector de servicios financieros. Además, el Ministro de Finanzas ha señalado la importancia de abanderar las últimas tendencias en este campo, definir quiénes son los actores principales y perfilar los desafíos actuales.

Este esfuerzo por consolidarse como centro global de innovación está dando sus frutos, ya que Irlanda ha demostrado ser uno de los destinos más atractivos para las Fintech. Algunas empresas como First Data, ConsenSys, Coinbase, Wachsman o we.trade group, ya han establecido en Dublín su base de operaciones en el terreno del blockchain.

 

El apoyo de Enterprise Ireland

Enterprise Ireland es uno de los mayores financiadores de capital de riesgo de startups tecnológicas de todo el mundo. Durante este último año ha apoyado activamente el desarrollo del blockchain a través de su participación en iniciativas como Blockchain Ireland o la Conferencia Blockchain for Finance.

La agencia brinda apoyo financiero y de desarrollo a varias compañías de blockchain, entre ellas Aid: Tech, una empresa irlandesa que utiliza la tecnología de blockchain para distribuir ayuda internacional en los campamentos de refugiados, un buen ejemplo de las muchas aplicaciones que puede tener esta tecnología emergente.

Enterprise Ireland también ofrece subvenciones de I + D y promueve asociaciones de innovación para ayudar a las empresas en sectores como la alimentación, el transporte, la logística o la gestión de cadenas de suministro. De acuerdo con Eoin Fitzgerald, asesor principal del desarrollo Fintech en Enterprise Ireland, uno de sus objetivos es colaborar en todas las áreas donde el blockchain es una tecnología potencialmente disruptiva.

 

Sedicii, un caso de éxito en España

Sedicii, empresa irlandesa que cuenta con el apoyo de Enterprise Ireland, es una startup de ciberseguridad que ha patentado una tecnología para verificar la identidad digital de las personas sin necesidad de transmitir, almacenar o exponer sus datos personales. Esto es posible gracias al desarrollo de ‘Zero Knowledge Proofs’, un sistema propio que permite contrastar los datos en tiempo real.

Esta innovación ha obtenido diversos premios como el ‘Fintech for Future’ del BBVA Open Talent, la competición Fintech más grande del mundo. La compañía, que cuenta con un centro de desarrollo en España, en las Islas Canarias, fue reconocida como una de las empresas con mayor potencial para transformar la industria financiera a medio plazo.

“Nuestra solución única permite la creación de un ecosistema de identidad fiable y de garantía que impulsará nuevas innovaciones digitales”, explica Rob Leslie, fundador y CEO de Sedicii. Este desarrollo ya ha sido implementado por bancos, agencias gubernamentales y empresas de telecomunicaciones; y puede ser aplicado en diferentes escenarios como, por ejemplo, al iniciar sesión en un sitio web, realizar un pago online, enviar una transferencia o llamar a un call-center.

Actualmente, la industria agrícola se enfrenta a grandes desafíos. Entre ellos se encuentra el crecimiento de la población mundial, que alcanzará casi 10.000 millones de habitantes en 2050. En consecuencia, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que necesitaremos producir un 70% más de alimentos, pero con recursos limitados (tierra, agua, mano de obra…) y con un sector cada vez más expuesto a la presión en materia de protección medioambiental. 

Ante estos retos, la tecnología marca la diferencia. Un buen ejemplo de ello es el sector agrícola irlandés, que tiene una merecida reputación gracias a su apuesta por productos innovadores encaminados a mejorar el éxito de las prácticas agrarias tradicionales en áreas que incluyen maquinaria, software de gestión de granjas, sensores, gestión de césped, ordeño, alimentación y tecnologías para la gestión del agua y de la energía.

El agritech (tecnología aplicada a la agricultura) se encuentra en plena expansión con el objetivo de impulsar el rendimiento y la sostenibilidad. “Las compañías que afronten los desafíos con métodos innovadores destacarán sobre el resto”, explica Tosin Jack, autor del White paper de Enterprise Ireland, la agencia de capital riesgo del Gobierno de Irlanda y uno de los principales inversores de la industria.

Descarga el último White paper de Enterprise Ireland, “Agritech: el futuro de la agricultura rentable”

Alberto Cisterna, director de Enterprise Ireland España, sostiene que Irlanda es una de las economías agrícolas más exitosas del mundo: “Con solo cinco millones de habitantes, produce al año alimentos suficientes para 35 millones de personas”. Las empresas agritech irlandesas de vanguardia como Moocall, McHale, Tanco, Easyfix, Samco o Dairymaster contribuyen a la producción eficiente de alimentos en países como España y lideran el camino con soluciones globales que impulsan la eficiencia, el crecimiento y la rentabilidad.

Moocall, ahorro de recursos

El uso eficiente de los datos y el internet de las cosas es clave para el agritech. Sin ir más lejos, el producto estrella de Moocall es un sensor que permite monitorizar el parto del ganado en tiempo real. Este dispositivo llegó al mercado en enero de 2015, y desde entonces se han vendido más de 30.000 sensores en 61 países y ya hay 700 granjas españolas que confían en esta tecnología.

Con más de un 95% de precisión, el Moocall Calving Sensor interpreta los patrones de movimiento de la cola provocados por las contracciones, recopilando cientos de datos por segundo. Cuando esos movimientos alcanzan un cierto nivel de intensidad durante un período de tiempo determinado, el dispositivo detecta que se acerca el momento del nacimiento y envía un SMS de aviso al ganadero.

Paul Kenny, gerente de ventas internacionales de Moocall, cree que la tecnología es esencial para que los agricultores puedan controlar su carga de trabajo y mantener la rentabilidad. Por ello, la misión de la compañía es desarrollar productos que utilicen una tecnología móvil moderna, integrándose en la vida y las operaciones agrícolas de manera eficaz, y contribuyendo a mejorar la productividad de la granja.

“Actualmente estamos trabajando en dispositivos más innovadores que abordan otras áreas de la agricultura, para que su operación sea más productiva y más rentable”, explica el equipo. La expansión de la empresa en España es prometedora, ya que los retos actuales exigen nuevas soluciones para mejorar la productividad y la eficiencia del sector de la alimentación.

Diez de las empresas más destacadas del sector de la aviación y la ingeniería aeroespacial representadas por Enterprise Ireland participaron el pasado mes de julio en una misión comercial de dos días en el marco del Farnborough International Air Show, donde estuvieron acompañadas por el ministro irlandés de Comercio, Pat Breen

El ministro irlandés de Comercio, Empleo, Mercado Único Digital de la UE y Protección de Datos, Pat Breen, lideró una delegación comercial de Enterprise Ireland durante la última edición del Farnborough International Air Show, celebrado el pasado mes de julio en Reino Unido, para promover ante socios comerciales internacionales el creciente peso de Irlanda en la industria de aviación e ingeniería aeroespacial.

Irlanda cuenta a día de hoy con más de 250 empresas dedicadas al sector aeroespacial y de la aviación. Entre todas ellas aportan alrededor de 4.100 millones de euros al PIB del país y suponen más de 42.000 puestos de trabajo solo en Irlanda.

Las 10 principales empresas irlandesas del sector estuvieron presentes en el evento formando parte del pabellón de Irlanda de Enterprise Ireland. Concretamente, la industria del país estuvo representada en la feria por empresas como Croom Precision, Dawnlough Ltd, DPF Engineering, Takumi Precision Engineering, T&T Precision y Lenane Precision. A estas se sumaron, además, fabricantes de plásticos y compuestos como Eire Composites & Key Plastics.

El Farnborough International Air Show constituye una plataforma estratégica inmejorable para posicionar a Irlanda como un referente en materia de servicios de aviación y aeroespaciales y para promover la colaboración con la industria aeroespacial de Reino Unido, que por sí sola representa el 17% del mercado a nivel global.

El recién creado Emerald Aero Group, una agrupación comercial de 16 compañías irlandesas unidas para ofrecer servicios y suministros en componentes de ingeniería de precisión, fabricación de metales, plásticos y compuestos, y que cuenta con el respaldo de Enterprise Ireland, también estuvo representado en el pabellón de Irlanda. Este grupo promueve el crecimiento de las empresas que lo constituyen generando sinergias y formando consorcios. De este modo, los participantes comparten entre sí sus conocimientos y experiencia con el objetivo de obtener nuevos y mayores contratos a nivel internacional.

Durante el evento, el ministro Breen declaró: “El Farnborough International Air Show ofrece al sector de la aviación y aeroespacial irlandés una plataforma para mostrar sus virtudes ante clientes de todo el mundo, y supone una oportunidad de ganar nuevos negocios desarrollando contactos en la región e identificando oportunidades. Espero sinceramente que las empresas representadas en el pabellón irlandés de Enterprise Ireland puedan aprovechar aún más este mercado, profundizando las relaciones con compañías como Airbus, Bombardier, Boeing, Rolls Royce, GKN Aerospace y cadenas de suministro relacionadas como Rockwell Collins & Thompson Aero Seating”.

Tom Kelly, responsable de la división industrial y de consumo de Enterprise Ireland, acompañó al ministro Breen en la misión comercial: “Irlanda tiene una larga y orgullosa experiencia en el sector de la aviación, y la cadena de suministro aeroespacial irlandesa atraviesa una fase de expansión, tanto en términos de capacidad como de rendimiento”.

Kelly destacó, entre otras cosas, las ventajas de potenciar la relación con la industria británica: “El mercado aeroespacial de Reino Unido, el más grande de Europa, con un crecimiento del 39% en los últimos cinco años, es un mercado de exportación muy importante para el mercado aeroespacial y de aviación de Irlanda. Aunque no cabe duda de la fortaleza y reputación internacional de la industria irlandesa, queremos apoyar al sector para capitalizar las claras oportunidades de crecimiento en Reino Unido y en todo el mundo, ya que, a nivel mundial, las aerolíneas necesitarán 38.000 nuevos aviones hasta 2036 para atender la proyección de crecimiento”.

 

 

En un sector en constante evolución como es el medtech (o tecnología médica), los clientes internacionales optan por los proveedores irlandeses debido a su adaptabilidad, capacidades y experiencia en el desarrollo de productos complejos. Un claro ejemplo de ello es el de Aerogen, cuya estrecha colaboración con el gigante del sector Medtronic durante más de 15 años ha sido decisiva en su consolidación como referente en tecnología aplicada a medicamentos de aerosol a nivel internacional.

La relación entre la empresa irlandesa Aerogen y el gigante del sector medtech Medtronic surgió de una necesidad. Cuando Medtronic lanzó su sistema de ventilación 840 en 1998, decidió eliminar el sistema de nebulizadores neumáticos en previsión de que fuesen reemplazados por nebulizadores electrónicos. Sin embargo, una vez comenzó a comercializar el producto, tuvo constancia de que ese no era el caso.

Medtronic escogió a la compañía Aerogen, y sus equipos han trabajado conjuntamente para perfilar y desarrollar la solución EasyNib, un dispositivo integrable en el sistema de ventilación 840. “El problema de los nebulizadores neumáticos es que el tamaño de las partículas que generan es poco uniforme, lo que implica que no son muy eficaces a la hora de dosificar la medicación en pequeñas proporciones”, explica Dave Hyde, especialista de asuntos clínicos de Medtronic en California.

Por el contrario, la tecnología empleada por Aerogen convierte el líquido en una fina capa de partículas, lo que permite que la medicación pueda llegar de forma eficaz a los pulmones de los pacientes en situación crítica. En términos prácticos, el uso de los productos de Aerogen reduce el tiempo que el paciente necesita estar conectado al ventilador, lo que conlleva una recuperación más rápida y una menor estancia hospitalaria.

“Lo que hace que la relación con Aerogen sea especial es la predisposición de la compañía para trabajar con nosotros al ritmo que avanza la realidad del mercado. El equipo siempre ha mostrado su buena disposición cada vez que hemos propuesto algún cambio o pensado una forma diferente de hacer las cosas”, explica Hyde.

La ventaja irlandesa de Medtronic

De acuerdo con el CEO y fundador de Aerogen, John Power, la colaboración con los clientes resulta esencial para su compañía. “Hemos de ser capaces de integrarnos dentro de una compañía y trabajar con sus equipos para garantizar una customización tan ajustada a sus necesidades como sea posible”. Y añade: “por eso nuestro equipo cuenta con personas en todos los principales mercados trabajando codo con codo con los clientes”.

Medtronic es una de las muchas compañías que han incorporado la tecnología de Aerogen en sus propias plataformas. Gracias a ello, alrededor de cinco millones de pacientes en unidades de cuidados intensivos de 75 países han podido ser tratados con productos Aerogen.

Otros casos de éxito: una industria diversificada y altamente especializada

El de Aerogen no es el único ejemplo de empresas irlandesas que han conseguido abrirse un hueco en el mercado internacional gracias a su apuesta por la tecnología aplicada a los dispositivos médicos.

Arrotek, en la zona occidental del país, es actualmente el mayor exportador de dispositivos médicos del mundo, desarrollando soluciones de todo tipo para hacer frente a la demanda de a las principales compañías internacionales del sector.

Advant Medical es experto de la industria en prototipos de aparatos médicos e impresión 3D. Su portafolio incluye dispositivos implantables y mínimamente invasivos, stents o productos para el control de coágulos, entre otros.

Trulife cuenta con más de 60 años de experiencia en la creación, desarrollo, fabricación y comercialización de dispositivos de salud como ortopedias, prótesis o productos para el cuidado de mamas o la presión arterial. Más recientemente, también ha comenzado a desarrollar soluciones de ingeniería, fabricando componentes de precisión para la industria médica o aeroespacial.

La especialización de Atlantic Therapeutics, con sede en Galway, son los productos de fortalecimiento muscular del suelo pélvico como Innovotherapy, desarrollado para tratar la debilidad de la vejiga.

AmRay Group, fundado en 1985, es reconocido internacionalmente como uno de los líderes del mercado en el suministro de soluciones de protección contra rayos X para aplicaciones médicas, sanitarias e industriales, garantizando así un entorno seguro para aquellos en riesgo de exposición a la radiación.

En el caso de VistaMed, su equipo de más de 400 personas trabaja en el desarrollo de maquinaria de extrusión, catéteres y otros dispositivos médicos mínimamente invasivos.

Todos estos casos de éxito explican la buena reputación de la industria irlandesa de medtech, caracterizada por su gran diversificación y una reputación de cara a los clientes internacionales que le ha conferido la posición de liderazgo que ostenta a nivel internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

Jean-Charles Moczarski, asesor en Ciencias Biológicas de la oficina de Enterprise Ireland en París, nos habla de cómo el Big Data está dando forma al futuro de la tecnología médica.

Hay tres tendencias importantes en la tecnología médica: datos, datos y más datos. Existen los datos recopilados por individuos que, cuando se agrupan, generan información sobre las poblaciones. Y luego están las múltiples formas en las que estos datos pueden ser analizados, investigados y usados para beneficiar a las personas.

Para 2030, podemos esperar que los smartphones, la tecnología wearable y el Internet de las cosas (IdC) estén (aún más) completamente integrados en nuestras vidas. Nunca antes en la historia de la investigación médica se había recopilado tanta información por parte de los individuos, lo que está generando un volumen de datos sin precedentes.

Prediciendo los futuros resultados médicos

Algunos de estos datos se basarán en el estilo de vida de cada ciudadano/a, como, por ejemplo, la cantidad de ejercicio que hacemos y los bares y restaurantes que visitamos. Y parte de esa información será captada por dispositivos que controlan elementos como la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Combinados, los datos proporcionarán una radiografía extraordinaria de la salud de una persona y, con una interpretación precisa, ayudarán a predecir los futuros resultados y riesgos médicos de cada persona. Como los datos tienen poco valor si no se pueden interpretar, también tendremos herramientas que nos ayuden a analizar la información de nuevas formas.

Un médico con acceso a estos datos podrá controlar mejor la salud de un paciente, lo que hará que sea innecesario realizar controles anuales. Si surgiera un problema, los médicos podrán recibir notificaciones de forma automática. Si un médico recomienda a un paciente cambiar su dieta o hacer más ejercicio y éste no lo hace, esto también puede ser notificado y controlado. Estas funciones colaborarán en el avance de la prevención médica y ayudarán a mejorar la adopción de los regímenes y comportamientos positivos para la salud.

La medicina predictiva está apoyada también por el análisis de la información recopilada por poblaciones enteras, ya que los investigadores tendrán cada vez más acceso a los datos generados por millones de personas en casi todos los ámbitos de sus vidas, lo que supone un gran aumento en el tamaño de la muestra.

El papel de Irlanda en el desarrollo de la tecnología médica

Irlanda tiene una posición privilegiada para beneficiarse de estos avances por dos principales razones: Es el segundo mayor exportador de dispositivos médicos, con un conglomerado de más de 300 empresas productoras. Gran parte de las compañías tecnológicas más grandes del mundo también tienen presencia en Irlanda.

Además, aquí residen algunas empresas irlandesas innovadoras especializadas en tecnología sanitaria que han alcanzado una reputación internacional.

La compañía irlandesa Aerogen ha desarrollado medicamentos en aerosol para cuidados intensivos que han sido premiados y se utilizan en más de 75 países de todo el mundo.

La app para móviles ONCOassist brinda a los profesionales de oncología acceso a herramientas auxiliares, a fórmulas y a calculadoras de pronóstico, entre otras características. Ésta, a diferencia de muchas aplicaciones, está clasificada como un dispositivo médico y, por tanto, se puede utilizar como ayuda en la toma de decisiones clínicas.

En el área de diseño, diseño creativo y consultoría de innovación, Dolmen trabaja con una amplia gama de sectores que abarcan desde la tecnología wearable hasta el diseño médico. Han diseñado productos para Cook Medical,Philips y Soteira, recibiendo múltiples premios por el camino.

Colaboraciones entre ciencias biológicas y tecnología

La fusión de industria farmacéutica y tecnología está acelerando la siguiente revolución de la tecnología sanitaria y la chispa que ha prendido esa revolución es la forma de trabajar con datos y dispositivos médicos.

Empresas como Google y Amazon ya se están adentrando en la industria de la salud. En 2016, Google y el gigante farmacéutico francés Sanofi, ambos con base en Irlanda, anunciaron una inversión de 500 millones de dólares americanos en una joint venture para desarrollar tratamientos para diabéticos.

La asociación entre la experiencia de Google en electrónica miniaturizada, análisis y desarrollo de software para el consumidor y la experiencia clínica de Sanofi es un ejemplo de unión entre empresas complementarias de distintos sectores.

En el ámbito de la inteligencia artificial (IA), Alexa, el sistema de reconocimiento de voz de Amazon, se está probando en hospitales de EEUU como apoyo para los cirujanos en quirófanos.

Riesgos de la tecnología sanitaria

Si bien existe mucho potencial en las fusiones entre sectores, también suponen riesgos que hay que tener en cuenta. Los productos que dependen en gran medida del software pueden ser vulnerables a ataques cibernéticos, hackeos y tiempo de inactividad por labores de mantenimiento.

Si vamos a aprovechar y beneficiarnos de la era del Big Data, necesitaremos asegurar tanto la seguridad de nuestros datos como la capacidad de acceder a los tratamientos médicos siempre que los necesitemos.

Nova Leah, una start-up irlandesa de ciberseguridad que se creó hace solo dos años, ya se ha establecido como un actor importante en este campo.

Sus innovadores productos garantizan la conexión segura de los dispositivos sanitarios individuales a las redes hospitalarias. En cualquier momento y en cualquier hospital grande, hay múltiples dispositivos que recopilan datos y los descargan en un servidor central.

Todo lo que se necesita es una brecha o vulnerabilidad en uno de esos dispositivos, y un uso oportuno del ransomware, para obtener acceso, no solo al dispositivo, sino a todo el hospital o sistema clínico.

Se espera que el mercado digital de la salud llegue a 379 mil millones de dólares en los próximos seis años. Es una gran suma de la que Irlanda se beneficiará.

Aunque no hay duda de que habrá disrupciones en muchos campos de la medicina en las próximas décadas, la influencia general de los datos, tanto grandes como pequeños, marcará el mayor avance.

Irlanda se sitúa por encima de la media europea en innovación, con un especial reconocimiento de la UE a sus pequeñas y medianas empresas y a su positiva tendencia de empleo.

 

Irlanda ha ascendido al noveno lugar en el Cuadro Europeo de indicadores de innovación, el ranking oficial de los países más innovadores de Europa publicado por la Comisión Europea.

El Cuadro europeo de indicadores de innovación clasifica a los 28 estados miembros de la UE y a un grupo selecto de extracomunitarios en función de su rendimiento en investigación e innovación. El cuadro de este año refleja la mejora del rendimiento de la innovación en Irlanda en un 8,5% desde 2010, año de creación del cuadro, superando el promedio general europeo que se ha situado en un 5,8%.

La Comisión Europea clasifica a los países en cuatro categorías: líderes en innovación, innovadores fuertes, innovadores moderados e innovadores modestos. Con su noveno lugar, Irlanda se ha posicionado en la categoría de innovadores fuertes.

El cuadro reconoció a Irlanda por sus PYMEs innovadoras y su influencia positiva en el empleo, en particular por el incremento de los puestos de trabajo en sectores especializados y empresas de rápido crecimiento, la repercusión en las ventas o el impacto económico de sus actividades innovadoras y de alta tecnología.

Suecia fue el primero de la clasificación de 2018, y se sitúa como líder en innovación en Europa. A principios de este año, Irlanda ascendió tres puestos hasta alcanzar el número 13 en el Bloomberg Innovation Index 2018, la lista de los países más innovadores del mundo.

Las clasificaciones confirman la creciente reputación de la innovación en Irlanda, una fuente clave de ventaja competitiva para las empresas establecidas en el país.

En noviembre de 2017, Irlanda apareció la primera en la Ficha informativa de la Comisión de la UE de 2017 por sus habilidades e innovación.

Enterprise Ireland, la agencia nacional de exportación, tiene 14 centros tecnológicos, 15 portales tecnológicos y 12 Centros de Investigación de la Fundación de Ciencias que centran su actividad en áreas de vanguardia como: big data, productos farmacéuticos, dispositivos médicos, contenido digital, nanotecnología, alimentos sostenibles, tecnologías smart y energía marina renovable. En cada uno de estos centros, los científicos e ingenieros trabajan junto con académicos y personalidades de la industria para llevar a cabo investigaciones cruciales y con potencial comercial.

El gobierno irlandés apoya estas actividades, basándose en dos décadas de inversión en ciencia y tecnología impulsadas a través de la implementación de su estrategia de Innovación para 2020.