Una de las fortalezas clave de Irlanda como centro neurálgico de la tecnología médica ha sido su ejemplar entorno normativo y el nivel de colaboración que existe a todos los niveles.

Las empresas de tecnología médica irlandesa tienen un historial probado en el entendimiento de las complejidades de las normativas de cara a la industria del cuidado sanitario y en el cumplimiento continuado. Esto se debe a que las empresas irlandesas han crecido junto con las multinacionales, que han ido aumentando su presencia en el país durante los últimos 25 años.

18 de las 25 empresas de tecnología del mundo más importantes del mundo están ubicadas en Irlanda, incluidas Boston Scientific, Abbott y Johnson & Johnson, y el país el segundo exportador de productos médicos más grande de Europa con exportaciones anuales de 12 500 millones de euros.

El sector de la tecnología médica irlandesa ha aumentado de 50 empresas a principios de los 90 a convertirse en uno de los centros globales emergentes de la tecnología médica con un grupo de 300 empresas. Con más de 38 000 trabajadores, Irlanda es el mayor empleador de profesionales de la tecnología médica per cápita de Europa. El sector autóctono des un componente importante de este grupo de tecnología médica con más de 200 empresas que emplean a 6500 personas. Irlanda tiene actualmente empresas irlandesas autóctonas de primera categoría, altamente innovadoras y dinámicas que están diseñando, desarrollando, comercializando, fabricando, publicitando y suministrando complejas tecnologías, productos y servicios en todo el mundo.

Con el aumento de la inversión directa extranjera a lo largo de los años, las empresas irlandesas de suministro suplementario empezaron a incluirse en multinacionales. En su mayoría, eran originalmente empresas de ingeniería de precisión que centraron su atención en el sector de la tecnología médica. Desarrollaron una capacidad significativa y se volvieron altamente cualificadas para satisfacer las necesidades de exigentes clientes y requisitos normativos, especialmente los impuestos por la FDA en EE. UU. y los  más recientes de la Comisión Europea.

Además de su rendimiento ejemplar en el cumplimiento normativo, las empresas irlandesas de tecnología médica también destacan en términos de ajustarse a los estándares de la industria que  no son obligatorios, como los de la Sociedad Respiratoria Europea.

Esto significa que las empresas irlandesas de tecnología médica siempre se mantienen a la cabeza de las mejores prácticas de la industria.

Este nivel de excelencia en el cumplimiento normativo y de estándares es especialmente importante a la luz del Brexit. Significa que Irlanda puede ofrecer certeza y claridad a las empresas que operan en los 27 países miembros restantes de la Eurozona en lo referente a los procesos de aprobación de dispositivos/medicamentos y la venta de productos y materiales. Por ejemplo, cuentan con la experiencia de ayudar a los clientes a familiarizarse con las nuevas Medical Device Regulations (MDR, regulaciones sobre dispositivos médicos) e  In Vitro Diagnostic Regulations (IVDR, regulaciones sobre diagnóstico in vitro) de la UE, que las empresas deberán adoptar antes del 2020 y 2022, respectivamente.

La colaboración activa y la transmisión de conocimientos han sido un factor clave en el éxito del sector de tecnología médica mundialmente reconocido de Irlanda. De su evolución de una activación mayoritaria de fabricación a ser más complejos e impulsados por la l y D, ahora incluye la colaboración intensiva entre una amplia gama de socios. Esto incluye centros de enseñanza superior, médicos, empresas de fabricación y agencias gubernamentales.

En colaboración con investigadores de tercer nivel y la comunidad médica, la visión de Enterprise Ireland de actualizar un sector de tecnología médica autóctono tan dinámico está impulsado por iniciativas y apoyo claves, como:

  • Centros de tecnología enfocados en el mercado en ámbitos como la asistencia tecnológica sanitaria y la fabricación avanzada.
  • Health Innovation Hub Ireland, una asociación de médicos, académicos, innovadores y emprendedores de todo Irlanda, que trabajan juntos para acelerar la innovación y la comercialización sanitarias.
  • Especialización enfocada en la industria del aprovechamiento de portales tecnológicos en las instituciones de tecnología en todo el país, que actúan como puntos de acceso abiertos para ofrecer soluciones cercanas al mercado en áreas como el diseño, la ingeniería médica, la fabricación y los sistemas de diagnóstico.
  • BioInnovate Ireland, un programa de formación de tecnología médica nacional en el que la academia científica, los médicos y los miembros de la industria colaboran para desarrollar nuevas tecnologías médicas.

El modo en que el ecosistema está estructurado en Irlanda hace que las empresas del país estén a la vanguardia de los avances de la tecnología médica a nivel internacional y resulte sencillo acceder a innovadores clave en áreas especializadas a través de la industria y la academia científica.