Las soluciones y los productos innovadores ofrecidos por las empresas de tecnología médica están abordando tendencias mundiales y retos en la atención sanitaria.

Las empresas irlandesas de tecnología médica están muy enfocadas en el uso de la innovación para ayudar a los clientes del sector sanitario a lograr sus objetivos de cara a los desafíos globales. Esto puede variar desde la necesidad de ampliar sus gama de productos hasta maximizar su eficacia en costes.

Estas empresas están operando en un mercado de atención sanitaria internacional en el que importantes tendencias globales están provocando sustanciales cambios, que incluyen:

  • Provisiones de reformas de atención sanitariacomo aumentos en la financiación gubernamental y mayor cobertura de seguros;
  • Elevación de costes sanitarios que hace que tanto los gobiernos como los consumidores miren hacia los servicios comunitarios, reduciendo la demanda de atención hospitalaria;
  • Avances tecnológicos e innovación en productos: la atención sanitaria electrónica, la medicación personalizada y el auto tratamiento están en tendencia y la combinación de dispositivos y análisis de grandes datos son cada vez más activos;
  • Un envejecimiento de la población y el aumento de incidencias de enfermedades crónicas aumentan la demanda de nuevos productos y servicios para apoyar un auto cuidado y envejecimiento de calidad.

En el diseño de sus productos y soluciones, las empresas irlandesas reconocen que deben mejorar la eficacia de una institución sanitaria o un médico, además de asegurar mejores resultados de paciente, por ejemplo, la reducción de infecciones o de duración de estancias en hospitales.

Un creciente número de empresas de tecnología médica innovadora está emergiendo de los centros de educación superior irlandeses apoyados por Enterprise Ireland. Los tipos de soluciones que desarrollan estas empresas de tecnología médica varía desde dispositivos de control remoto que usan tecnologías inteligentes, dispositivos que facilitan el diagnóstico de enfermedades de forma más rápida y sencilla hasta novedosos implantes que facilitan la recuperación más rápida tras operaciones quirúrgicas.

En el área de suministros suplementarios, los clientes multinacionales están pidiendo más de los proveedores en términos de procesos y soluciones innovadores. Las empresas irlandesas han respondido mediante la inversión en equipos modernos y prácticas operativas sencillas. Más recientemente, han invertido en su propia capacidad de desarrollar productos, en lugar de limitarse a ganar un contrato para fabricar componentes para un cliente; trabajan con el cliente para desarrollar una pieza que, seguidamente, suministran.

La asistencia tecnológica sanitaria es un área especialmente excitante en Irlanda, en términos de establecimiento de empresas y potencial para la innovación. Las soluciones se desarrollan con la visión de trasladar los cuidados sanitarios de los hospitales y clínicas al día a día de la vida de los pacientes mediante tecnología móvil, dispositivos de red y herramientas de control remoto. Estas soluciones maximizarán los recursos sanitarios y proporcionarán métodos flexibles para que el cliente interactúe con los médicos y auto gestionen de mejor manera su cuidado.

Además de contar con las 18 mejores de las 25 empresas de tecnología médica, las 10 mejores empresas de ICT del mundo y las 9 mejores empresas biofarmacéuticas del mundo tienen importantes operaciones en Irlanda. Se espera que la importante cantidad de negocio que Irlanda posee en estas industrias permitirá que el país contribuya a la convergencia de la salud y el Internet de las cosas a una escala global.

La fortaleza del sector de la tecnología médica autóctona es prominente, como lo demuestra que 6500 personas estén empleadas de forma directa por 250 empresas propiedad de irlandeses. Esta base empresarial cuenta con extensas capacidades en la cadena de suministro de tecnologías médicas, que abarcan la investigación, el diseño y el desarrollo, la fabricación (incluidas las instalaciones de montaje principales y suplementarias), el marketing, el software la asistencia tecnológica sanitaria, los productos acabados innovadores, las OEM, los suministros y ayudas de la atención sanitaria y la provisión de servicios de tecnología médica, que incluyen gestión de ensayos clínicos, regulación, ingeniería y construcción.

Alrededor del 60 % de 300 empresas de tecnología médica en Irlanda están involucradas en actividades de I y D. En lugar de ver el mercado doméstico como un banco de pruebas para nuevos productos, como sucede en otras industrias, el sector está abordando los problemas globales con soluciones relevantes a nivel global.