rupert shaw ding
Photo: Bríd O'Donovan.
Noticias

Ding: conectando a las personas durante la pandemia

La compañía irlandesa de recarga de teléfonos prepago ayuda a las personas en situación de aislamiento a comunicarse con el mundo

 

El proveedor de recarga de teléfonos móviles Ding está ayudando a personas de todo el mundo a mantenerse en contacto con sus seres queridos a pesar de los desafíos del Covid-19. Fundada en 2006, Ding ofrece una forma innovadora de mejorar el acceso a la telefonía móvil para miles de millones de personas en todo el mundo.

Desde entonces, sus usuarios han realizado con éxito 400 millones de recargas a nivel mundial. Lo han hecho a través de su aplicación, disponible en Ding.com, y a través de más de 600.000 puntos de venta en todo el mundo.

Los teléfonos móviles prepago dominan el mercado móvil y representan aproximadamente el 76% de los 5.000 millones de teléfonos móviles que hay en el mundo. Sin embargo, una cuarta parte de estos teléfonos están fuera de línea y pueden necesitar una recarga en cualquier momento.

La pandemia ha supuesto que mantener el saldo de los teléfonos móviles se haya convertido en una cuestión de importancia crítica. Por eso, en marzo, Ding decidió eliminar las tarifas durante una semana, apoyando a los clientes a mantenerse en contacto en un momento particularmente crítico del progreso de la enfermedad.

Al anunciar la medida, el presidente ejecutivo de Ding, Mark Roden, explicó: “Sin duda, muchas personas y empresas se verán afectadas negativamente por la propagación del virus y las cuarentenas que se ven en todo el mundo. Por eso es importante que las empresas hagan lo que puedan para ayudar a los más afectados en estos tiempos difíciles».

Desde la situación inicial, que requería la garantía de mantener el contacto con las autoridades o las aerolíneas para organizar vuelos a casa, hasta la actual en la que los que se encuentran en aislamiento necesitan mantenerse en contacto con amigos, familiares y proveedores de atención médica, la gente necesita de la conectividad móvil como nunca, y Ding, con sede en Dublín y oficinas en todo el mundo, incluidas París, Barcelona, Nueva Jersey, Miami, Dacca, Bucarest, Dubái y San Salvador, está en una buena posición para ayudar.

La plataforma de microtransferencias ofrece actualmente una recarga cada segundo a través de 600 operadores de telefonía móvil en más de 140 países.

«Lo que estamos haciendo es permitir que los consumidores recarguen su propio teléfono o el de un ser querido sin tener que abandonar sus hogares, a través de internet, como si hubieran entrado en una tienda para hacerlo», explica Rupert Shaw, director comercial de Ding.

La compañía ofrece múltiples puntos de acceso para los consumidores, incluido su sitio web Ding.com y aplicaciones para Android e IOS. También funciona con redes comerciales y canales online, como proveedor de empresa a empresa.

Muchos de sus clientes son expatriados y personas que trabajan en el extranjero. “Trabajamos con socios transportistas, particularmente en relación a las recargas internacionales transfronterizas. Esto permite que, por ejemplo, un trabajador en Dubái envíe una recarga de teléfono móvil a alguien en India», explica Shaw.

«Trabajamos muy de cerca con nuestros socios en las transferencias internacionales para, por ejemplo, avisar de las promociones de los operadores, que podrían ofrecer a sus clientes hasta un 50% de datos adicionales».

El uso móvil prepago continúa creciendo más rápido que el de contrato en todo el mundo, particularmente en áreas como el sudeste asiático y América Latina, y a medida que Covid-19 se extiende, cada vez es más importante que las personas separadas se mantengan en contacto.

«Como empresa, Ding siempre ha tenido un aspecto social», dice Shaw. “Lo que hacemos es tratar de conectar a las personas con amigos y familiares, particularmente en un marco de ‘diáspora global’. La pandemia ha puesto de manifiesto el hecho de que la necesidad de conectarse entre sí es mayor que nunca”.

A medida que se alienta a las personas mayores y vulnerables a protegerse o aislarse en sus hogares, su capacidad para mantener sus teléfonos cargados es fundamental. “No todos los abuelos y quizás los padres son tan expertos en tecnología como las generaciones más jóvenes. Ofrecemos una forma de mantener el saldo el teléfono móvil de un ser querido. Es una experiencia totalmente fluida. El crédito se transfiere instantáneamente, sin necesidad de acudir a una tienda. Los teléfonos móviles son una tecnología con la que están familiarizados y saben cómo usarla. El destinatario no tiene que descargar una aplicación, de hecho, no tiene que hacer nada en absoluto», dice Shaw.

Si bien la iniciativa de cuota gratuita Covid-19 de Ding ya no está activa, su programa Access For Good, lanzado en 2018, continúa su misión social. Esta iniciativa lo asocia con organizaciones benéficas de todo el mundo, donando dinero cada trimestre para ayudar a promover temas que cambian la vida, como la educación, la igualdad y la atención médica.

En este momento Ding colabora con Medecins Sans Frontiere (Médicos sin Fronteras). Esto significa que cada vez que se realiza una transacción en la plataforma online, la compañía hace una donación de un céntimo de euro, apoyando a los médicos mientras luchan contra Covid-19.

«Ese elemento social de Ding es parte de nuestra cultura, nuestro ADN», dice Shaw. «Pero también es la pieza de conexión. A la gente le gusta mantenerse en contacto y, como todos podemos ver claramente ahora, cuando no puede mantenerse en contacto, tiene un profundo impacto».

Related Articles