Energy Noticias

CITYSWIFT: Imaginando un futuro sostenible

Imagínese un mundo en el que las personas de las ciudades, de los barrios periféricos y de las zonas rurales tuviesen el mismo acceso al trabajo, a los centros educativos y a los centros comerciales. Un lugar en el que desplazarse a cualquier destino fuese algo sencillo, predecible, limpio y rápido. En este mundo imaginario, las personas más pudientes y las más humildes utilizarían el transporte público porque sería la mejor manera de desplazarse. Además, los coches serían 100 % eléctricos. ¿Le parece algo disparatado? Pues para el equipo de CitySwift no lo es. Este equipo de innovadores del transporte cree que, gracias a los avances tecnológicos que se están produciendo en el sector, este futuro más limpio y sostenible ya está en camino.

CitySwift colabora en la creación de un futuro más sostenible

¿Cómo contribuye CitySwift a crear este futuro? La respuesta se resume en una palabra: datos. Su plataforma tecnológica original permite recopilar grandes cantidades de información sobre las redes de transporte, incluyendo autobuses, tranvías y trenes. Analizan todo tipo de estadísticas, como número de pasajeros, ubicaciones y momentos de mayor uso, retrasos y mucho más. CitySwift organiza, analiza y utiliza estos datos para ofrecer dos ventajas principales a los organismos de transporte: aumentar la eficiencia y mejorar la experiencia de los usuarios.

Al ayudar a las redes a optimizar sus rutas, a ajustarse a los horarios y a evitar las aglomeraciones, CitySwift consigue aumentar de forma efectiva el número de usuarios que utiliza el transporte público. Es más, con cada 10 % de mejora en la puntualidad de los autobuses se consigue un incremento del 5 % en la demanda de los usuarios. En una ciudad como Londres, donde se producen más de seis millones de desplazamientos en autobús cada día de la semana1, eso supone un aumento de 300 000 personas que eligen utilizar el autobús en lugar del vehículo privado o el taxi, con el notable impacto medioambiental que esto conlleva. El transporte compartido es, con diferencia, el método de desplazamiento más limpio y ecológico. El tráfico rodado es responsable del 15 % de las emisiones totales de CO2 de todo el mundo. Si todo el mundo dejase de utilizar los vehículos privados y comenzase a viajar en transporte público, se reducirían de manera drástica las emisiones en todo el mundo. Y, si ya consideramos que los autobuses tradicionales son ecológicos, imagínese lo sostenibles que pasarán a ser nuestros sistemas de transporte cuando se haga la transición a vehículos compartidos de cero emisiones.

 Haciendo realidad el futuro verde

La tecnología de CitySwift ya se está utilizando para anticipar la transición de los autobuses diésel a vehículos 100 % eléctricos. Varios de sus clientes en Reino Unido se han comprometido a hacer esta transición en un futuro cercano, si bien este tipo de cambios presentan retos a nivel logístico. Los tiempos y lugares de carga, el cambio de conductor, el kilometraje, el uso de la energía… todo esto complica la implantación. Cualquier detalle puede afectar a la duración de la batería de un autobús, desde una carretera accidentada a un día de mucho calor. CitySwift lo ve como una gran oportunidad para recopilar datos para planificar las rutas de los autobuses eléctricos. Su tecnología resultará fundamental para el despliegue a gran escala de flotas de autobuses eléctricos en Reino Unido y otros países, lo que presagia un futuro mejor para nuestro planeta. Para el equipo de CitySwift, mejorar el transporte público no es un simple trabajo: es su misión.

Related Articles